Google+ Badge

sábado, 11 de diciembre de 2010

cuentos para Malena de navidad

era un libro muy muy antiguo....estaba lleno de polvo, olvidado en el estante mas alto de la biblioteca del abuelo,esta era una navidad especial, hacia mucho frío,nevaba constantemente así que no podíamos salir a jugar afuera,en el escritorio del abuelo había una gran y cálido hogar donde las brasas chispoteaban y jugaban las brasas a los saltos, subí cuidadosamente por la escalera de la biblioteca y tome el libro...
sus tapas azules y doradas , apenas las toque salieron estrellas luminosas de ella, envuelto en mi inquietud y mi curiosidad, abrí el libro, al instante salieron de el  una hada que llevaba un sombrero extraño, y unas botas rojas,sus cabellos ondulados y una sonrisa familiar, también cayeron de el, muñecas, perritos, ositos, y un sin fin de juguetes, todos me hablaban al mismo tiempo, hasta que el hada los hizo callar, me saludo por mi nombre(peter),se sentó cómodamente arriba del libro me pregunto si quería escuchar historias de navidades antiguas....claro!que quería!claro!mis ojos se salían de mis orbitas, mi boca quedo boquiabierta y me senté cruzando lklas piernas y me dedique a prestar atención;feliz el hada que me dijo que se llamaba Ha ida, con H, comenzo su relato.... hacia muchos años en una navidad igual a esta, una doncella muy bella, de cabellos muy,muy largos, vivía en una torre muy alta, en el castillo de su padre, que por adorarla tanto no la dejaba salir, ella peinaba su cabello todas las mañanas y cantaba canciones de amor, los pajaros hacian coro para ella, y el sol se filtraba como rayos de oro por su perfil y le acariciaba el rostro,
tan bello era su canto, que un joven que siempre pasaba por allí, creía que era de un ave, siempre decía que algún día iba a trepar la torre solo para ver esa maravillosa ave que tan bello cantaba, pero ala vez tan triste...
la pequeña princesita se levanto una mañana mas dormido que de costumbre y mientras se peinaba se le cayó por la ventana el cabello ,rodó su rodete desarmándose hasta el suelo, muchos metros de cabello rubio brillante,lacio,enredándose en las ramas de un almendro en flor...silbando  despacio paso el muchacho, no podía creer lo que veía, que era ese resplandor maravilloso que se veía de lejos entre las ramas del árbol...dejo su caballo, y sin dudarlo trepo hasta la rama, se acerco despacio y apenas se animo a posar sus dedos sobre ese manojo de sol, era suave, parecía una lluvia de oro,,,siguió con la mirada de donde provenia,,,,justo del mismo lugar del canto del ave!tironeo un poco y noto lo firme de la cuerda dorada,y trepo por el, la pobre princesita sentía el tirón y pensaba como recuperar su cabello....
de pronto vio por la ventana un rostro que la miraba atónito, dos grandes ojos verdes como el campo en verano, ¿por dios quien eres tu!- -¿ yo, tu tu no eres un ave,!- no, no yo pregunte primero!- soy rubi, souy pastor paso todas las mañanas por aquí, y siempre escucho el ave que debes tenr tu aqui encerrado, y hoy vi esta cuerda dorada y aproveche a treparla....!--¿cuerda dorada!vaya! es mi cabello!y no tengo ningun ave encerrada!soy yo quien canto! dijo con enfado la princesita....Disculpame no lo había notado...---hagamos un trato yo te ayudo a desenredar tu cabello del arbol y tu me cantas....-trato echo! y así solucionaron el problema,...ahora cada vez que rubín pasaba por las mañanas la princesita le arrojaba su cabello y rubí subía a jugar con ella, hasta que pasaron muchas primaveras y muchos veranos y una navidad a la princesita la dejaron salir a jugar con la nieve y ella y rubín construyeron ene l viejo árbol  un árbol de navidad gigante y lleno de luz como ellos.....cuentan que fue la navidad mas bella y que juntos bailaron hasta el amanecer mientras una lluvia de pétalos de alas de ángeles los cubrían y sus risas duraron para siempre en el castillo....

No hay comentarios:

Publicar un comentario