Google+ Badge

jueves, 14 de marzo de 2013


Levita en el aire, una placidez adormecida
Paralizada la arena en la clepsidra
Todo es paz y quietud
El sol naciente besa mi espalda
Arañazos de amapolas
A orillas de este claro río
Aves cantan…
Y una voz silenciosa
Que no transita el camino de los sonidos
Me llama.
Ya es hora.
Sobre esta mi alma de hoja amarilla
El duende de la inspiración
Vuelca sus silabas…

No hay comentarios:

Publicar un comentario