Google+ Badge

martes, 29 de marzo de 2016



La luna plena en lo alto
Sus rayos caen como cuchillos afilados
Quebrándose el corazón
Los senderos están desnudos
Desnudos árboles, desnudos nidales
Apenas se mecen las espigas verdes
El viento solo suspira sobre ellas
Todo esta calmado
Sobre el alambrado
Un búho me mira asombrado
Mis pasos sobre la calle de barro
Dejan huellas profundas
Estoy perdida,
Dentro mío,
No me hallo, no encuentro los barcos de sueños
Que quizás zarparon al piélago
Lejos
Buscando…que?
Un horizonte que no existe,
Un cielo que solo es un reflejo del universo,
Todo es oscuridad, penumbras, cansancio
Me gano el tiempo,
Me derroto la falta de algunos triunfos
Y tantos fracasos…
Si hoy fuera el último día de mi vida,
Me dejaría ir…
Sin luchar, sin pedir, sin rogar,
Solo tomaría mi angustia, mis miedos
Los arrojaría lejos
Y me marcharía,
Sin pensarlo estoy frente al mar,
A lo lejos Alfonsina canta,
Quizás la misma canción de desesperanza
Los versos no dejan huellas en el aire
Solo son tinta negra sobre
Una vida llena de soledades.
No hay culpables.
Ni amores rotos.
Solo esta pesada carga de no ser,
De no sentirse parte de este mundo
Ni una mano que te tome.
Ni una voz. Ni una mirada,
Nada que te haga pertenecer
Me he olvidado de mí,
De todo.

Apenas se mecen las espigas verdes
El viento solo suspira sobre ellas
Todo esta calmado
Sobre el alambrado
Un búho me mira asombrado
Mis pasos sobre la calle de barro
Dejan huellas profundas
Estoy perdida,
Dentro mío,
No me hallo, no encuentro los barcos de sueños
Que quizás zarparon al piélago
Lejos
Buscando…que?
Un horizonte que no existe,
Un cielo que solo es un reflejo del universo,
Todo es oscuridad, penumbras, cansancio
Me gano el tiempo,
Me derroto la falta de algunos triunfos
Y tantos fracasos…
Si hoy fuera el último día de mi vida,
Me dejaría ir…
Sin luchar, sin pedir, sin rogar,
Solo tomaría mi angustia, mis miedos
Los arrojaría lejos
Y me marcharía,
Sin pensarlo estoy frente al mar,
A lo lejos Alfonsina canta,
Quizás la misma canción de desesperanza
Los versos no dejan huellas en el aire
Solo son tinta negra sobre
Una vida llena de soledades.
No hay culpables.
Ni amores rotos.
Solo esta pesada carga de no ser,
De no sentirse parte de este mundo
Ni una mano que te tome.
Ni una voz. Ni una mirada,
Nada que te haga pertenecer
Me he olvidado de mi,
De todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario