Google+ Badge

jueves, 8 de noviembre de 2012

Petra:perdido


Víctor había llegado al valle, luego de escalar una alta montaña, al fin ante sus ojos se revelo el paisaje mas verde y mas brillante que jamás sus ojos vieran, maravillado por tanta luz y belleza, se quedo atónito, realmente se parecía a la tierra en sus mejores días, el cielo abierto azulino, las nubes desplazándose lentamente y el sol que caía maravillosamente tibio, un grupo de seres ,parecían humanos, Iván y venían, todos con sus trajes blancos y su cabello dorado , El olfato de víctor tan preparado, pudo oler un aroma a flores naturales, y un olor desconocido,- si este valle tiene algo humano ese soy yo….- pensó Víctor. Observo hasta que cayo la noche como un manto  plateado, con una luna llena que hasta se podía tocar. Los seres cultivaron durante el día, todo era tan ordenado, era como un vivero gigante, todos trabajaban como hormigas, lento, organizados. De vez en cuando se veía otros seres con otro color de vestimenta. A lo lejos no se distinguía bien si eran hombres, o mujeres, o los dos géneros. Intento camuflarse para poder entrar, un censor le advirtió que el campo tenia una vigilancia magnética, seguramente ya sabían que el estaba allí. Esto no lo preocupo demasiado.  El era el guardián, debía investigar. No paso mucho tiempo que un comité de varias “personas” lo vino a buscar. Víctor miro esos ojos fríos, lejanos, casi sin vida que lo observaban y la voz de uno de ellos llego a sus oídos hueca, -Tenemos que escoltarlo hasta la central, por favor, pacíficamente- dejo caer esas palabras con un tono mas acentuado. Víctor asintió con la cabeza, tomo sus cosas y fue tras ellos. El caminar era aplacado, lento, como si estuvieran en el ejercito, nadie dijo una sola palabra en el trayecto, lo dejaron en la entrada de lo que seria un Nagar, se abrió la enorme puerta de golpe, otra vez, Víctor quedo anonadado de tanta belleza y orden, definitivamente este era un lugar aislado de todo, la tierra madre, ya no era así,  el hombre en su ambición, lo había destruido todo, solo que se encargo de echarle la culpa a la naturaleza, -naturaleza, que ellos mismos han forzado…murmuro entre dientes….A su encuentro vino un hombre pequeño, con cabellos igual de blanco que los demás, con una amplia sonrisa, que igual dejaba entrever el vacío humano que había en ellos, Víctor reconocía ese olor a “no humanos” , se encontraba claro en un laboratorio, todos allí eran clones, seres que la ciencia había creado, “perfectos”, lo acompaño sin dejar su sonrisa amigable de lado, con una seña lo invito a pasar por una puerta y sentarse en una especie de cabina, abrocho el cinturón, y allí a la velocidad de la luz, se metió en el corazón del valle, cuando la puerta se abrió ante sus ojos, todo lo que vio hizo que Víctor sintiera algo que hacia mucho no sentía: miedo….una sensación de vacío le lleno la garganta, allí nada era real, nada tenia como decirlo….Vida. Lo recibió otro ser casi igual al anterior, y lo dejo ante una puerta de metal plateado que no había podido definir. Allí su mirada se cruzo con la de un ser alto, con ojos negros como la noche, fría, pero en ella se podía percibir algo humano: odio. -Profesor Víctor….es un honor tenerlo aquí, sinceramente pensé que UD Había desaparecido de este planeta hace unos cuantas décadas….-murmuro, con un dejo de ironía, ahora si, reconoció Víctor e encuentro ante un ser humano…imposible no distinguir la diferencia!—Podría decir un placer, señor pero me temo que no me ha dicho aun su nombre-, -Mi estimado profesor, debe UD. Haber estado muy ocupado, como para no saber quien soy-.-me temo que si- , -mi nombre es Adoras- ,señor de este valle, -y bien , a que se debe el gusto de su visita?-le respondió, mientras le indicaba la silla precariamente sencilla , mientras el se ubicaba del otro lado del escritorio también sencillo, -Soy el guardián, necesito saber que pasa en todos los lugares aun remotos de este planeta-, -me temo que este planeta es demasiado grande, mi estimado profesor, desde que cayeron todos los satélites, hay zonas que nadie conoce, -,Víctor por un momento recordó el tiempo que ocurrió se episodio- grandes llamaradas que se veían desde la tierra, el cielo cubierto de humo negro, y los cráteres en la tierra al caer con la velocidad  del rayo, esos satélites que parecían aves de metal…-la tierra quedo como al principio de los tiempos….Pero era evidente que de algún modo, algo se había recuperado…-no veo que eso afecte su valle- aseguro víctor con firmeza.
-profesor, aquí no tenemos la rudimentaria y antigua tecnología del siglo XXI, tenemos nuestra científicos abocados a desarrollar una tecnología menos agresiva, hemos aprendido de los errores pasados, si eso le preocupa, no hay motivos, jamás le haríamos daño a lo que quedo del planeta madre, al contrario, estamos mejorando, como UD. Ya abra visto, no solo la especia vegetal, animal, mineral, también la materia-, no uso la palabra humana-le refuto víctor sin dejarlo terminar-
-humana-…ésa palabra quedo flotando entre los dos-
-el ser humano es materia-
-materia, alma y espíritu-le dijo víctor sosteniéndole la mirada, en que el odio paso a ser mas convincente,
-Por favor profesor, no me venga con cursilerías!-,-así hemos quedado por creer en eso!-
-se lo que soy-dijo Víctor,
-si Nome cabe duda, un profesor que abraza la ciencia como método, no como creación-
-Debo admitir que me asombro mucho lo que vi., no creía que alguien había tratado luego de lo que hemos experimentado en el pasado, de clonar los seres humanos como ultimo recurso para tener su propio ejercito-
-Ejercito de paz!-chillo Adoris.
-de paz?-,valla!-
Muy bien profesor, si he clonado seres humanos, he perfeccionado una especia que tenia fallas a nivel de su comportamiento, he logrado que trabajaran juntos sin intentar matarse, violarse, y todo lo que un ser humano salvaje esta preparado para hacer, en honor a su “Espíritu”-
No todos somos así, verdad??-acoto víctor que a esta altura no sabia a donde iba a conducirle esta conversación.
-si UD, fuera realmente humano seria mortal-las palabras de Adoris habían logrado introducir un cuchillo en lo mas hondo de su corazón, pero lo de víctor había sido un regalo no pedido, un don que le había sido otorgado, por lo cual había pagado el precio mas grande, estar solo siempre, solo….
-mi inmortalidad no fue abaratada, ni robada, ni inventada, se me ha concedido por el superior-
-Sissi, ya veo , el ser superior que nos dejo solos en la madre tierra, a pesar de los ruegos en todos los idiomas y todas las antiguas creencia, un Dios que se olvido de su creación, que nos permitió involucionar, destruirnos, que clase de Dios permite esto?-
-un Dios que nos dio la gracia de elegir-,-si usamos mal nuestra libertad, es problema nuestro-
-Querido profesor, yo soy el Dios en este valle….-la mirada de Adonis dejaba entrever una soberbia inusual .Víctor comprendió que debía dejar de lado sus sentimientos, y ver que podía averiguar….-
Pero Adonis para ese entonces había llamado a su guardián –
-Ve- llévalo a  la celda cinco-
-perdón profesor, así llamamos a nuestras habitaciones aquí, nada personal-mañana hablaremos y le mostrare el lugar-sin mas se marcho del cuarto.
Víctor trago saliva, hacia mucho que no se enfrentaba a tanto rencor, tanta amargura….
-Bien veremos ….-se dijo a si mismo….

No hay comentarios:

Publicar un comentario