Google+ Badge

lunes, 6 de agosto de 2012

Mujer!


Me perdí en ti,
En ese singular lenguaje de tus labios,
Penetraste  con tu mirada,
En los mas tiernos secretos de mi cuerpo,
He gastado mis dedos en tu piel,
He bebido el vino mas añejo de tu boca,
Embriagado en placer,
Nuestras sombras locas y pasajeras
Quedaron estampadas en la pared,
Trepe en las ramas más sutiles de tu árbol,
Y comí la fruta sagrada, madura, abierta para mí,
Naufrague por tu mar de espumas blancas
Hasta lo más profundo,
Estalle en ti, estallaste en mi,
Tu cuerpo enredado en mi cuerpo,
Como una hiedra salvaje en verano,
Y fuimos la voz espiritual de amor,
El grito mudo del encuentro ansiado,
Sudor….cansancio, elevación.
Llene tus pechos de lunas doradas,
Con miles de mariposas en forma de besos,
Me rendí, me escondí, me dibuje en ti…
Te desnude por fuera
Te vestí de violetas por dentro,
Mujer de plata y zafiros!
Temblaste en mis brazos y no fue de frío,
Abrí la puerta de tu corazón con arpegios, de pájaros,
Sentí la tibia palpitación de tu sangre por las venas….
Y entre el grito antiguo mas poderoso que el hades,
Nos brindamos la vida,
Agitados vientos de pasiones,
Tuve tu cabeza pequeña en mi pecho,
Entrelacé mis dedos en tu pelo lacio como la lluvia vagabunda,
Quedamos en silencio…
Respire tu aire,
Me ahogue de tanto amarte.
En esta noche despoblada de estrellas, te llamo,
Lagrimas negras recorren mi rostro al recordarte,
Dejando en mis labios un sabor salado….
Que te llegue mi voz, o que una paloma
Te lleve mi corazón abierto y sangrante
Para que comprendas cuanto te amo!
Mujer! me perdí en ti….
Necesito encontrarte para encontrarme…

No hay comentarios:

Publicar un comentario