Google+ Badge

martes, 12 de julio de 2011

mi Dios

La soledad se trepó como la hiedra salvaje al paredón de mis sueños,
me ahogó, me derrumbó en la nostalgia y el dolor,acurrucada y triste
solo mi sombra era mi compñía,
voces desde el otro lado, se compadecían,
pero las raíces estaban de mi lado,
solo yo podia cortar esta soledad,
 pero mis manos estaban cansadas de aucencias,
mi voz desgarraba mi boca por dentro y al fin
los sonidos solo eran silencios....
mis alas muertas, no tenia vitalidad para el vuelo,
y el sol no entraba por el tapial,
los recuerdos se sucedian como vientos encontrados,
como huracanes de celos,
y no podía respirar...
los cuervos negros se alzaban esperando la caroña
esperando mi corazón abierto en el pecho,
mis ojos,cansados, vacios, en sombras,
dormitaban en la oscuridad,
nadie parecía fuerte para trepar mi muro y ayudarme a saltar,
pero la luz de tus versos, me llenaron deluz,
y pude ver....
corté la raíz de amargura,
y la hiedra d a poco se dejó caer,
seca, sin vida,
y resucité, rompí los muros,
y salí,quizas en mis caminos
otros muros me rodeen,pero esta vez,
solo esperaré en ti,
mi Dios, mi brazo fuerte,
mi compañia, hacedor de mi fuerzas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario